No quieren ni discutir el tema del aborto

Acusan a senadores de atorar ley de regulación de cánnabis
3 mayo, 2021
SÍNTESIS INFORMATIVA
4 mayo, 2021

Apenas unas seis mil personas han firmado una campaña lanzada a través de la plataforma CitizenGO, exigiendo que la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) rechace un nuevo intento de abrir las puertas al aborto en todo México.

La campaña, lanzada por el Frente Nacional por la Familia, busca defender la protección a la vida desde la concepción en la Constitución del estado mexicano de Sinaloa.

El 28 de septiembre de 2018, con 32 votos a favor y 2 en contra se aprobó una reforma para la Constitución de Sinaloa, en la se agregó, entre otros puntos, que “el Estado tutela el derecho a la vida desde el momento en que un individuo es concebido”.

El concebido, continúa el artículo 4º Bis A., “entra bajo la protección de la Ley correspondiente, hasta su muerte, respetando en todo momento la dignidad de las personas”.

Un grupo de diputados locales del partido Morena, el grupo político del actual presidente Andrés Manuel López Obrador, presentó ese mismo año una acción de inconstitucionalidad contra la reforma provida.

Un fallo de la SCJN favorable a los políticos de Morena podría acabar con similares blindajes a la vida desde la concepción en 21 estados mexicanos.

El Frente Nacional por la Familia criticó además que el SCJN abordará el caso casi tres años después de que fuera presentado, y a cerca de un mes de las elecciones del 6 de junio.

El 6 de junio de este año, los mexicanos votarán por 500 diputaciones federales y más de 20 mil cargos locales, como gobernadores, diputados locales y alcaldes, en lo que el Instituto Nacional Electoral ha calificado como la elección “más grande en la historia de México”.

El Frente Nacional por la Vida subrayó que “México es un país que ama la vida. Así lo ha demostrado en las calles y en los 22 Congresos donde por amplia mayoría se aprobó la protección constitucional del derecho a la vida del niño por nacer”.

“Quebrar esa protección resultaría inconstitucional, supondría una extralimitación de mandato y violaría la voluntad popular libremente expresada”, advirtió.