Miscelánea

David no cayó en la trampa… ¡Buen comienzo!
12 octubre, 2021
Bloque plural denuncia intromisión de gobierno federal y estatal
12 octubre, 2021

 

FJCD

 

Anteriormente, hablamos del S VI a.e, algunos pocos votaban por muchos e imponían presidentes, gobernadores (virreyes), presidentes municipales o regidores (el plancton político), mientras a los apodados ciudadanos únicamente les correspondía admirar la construcción del autogobierno (representada en la decisión unipersonal del ungido presidente del Consejo de Administración de Macondistán El Viejo). Con ello se desdramatiza esa rústica idea de que habitamos una democracia plena, representativa y no una monarquía compulsiva o una broma burguesa. Dentro de esas facultades del presidente del Consejo de Administración (el verdadero arquitecto de la historia) está el de designar a su séquito, conformado por seres que comparten idéntica conciencia de clase, que lo único que los orienta es preservar y reproducir las nobles causas del proletariado. Esto nos recuerda lo aseverado por don Prudencio Mitterrand Adenauer II, en la que denominó en vida su ‘obra póstuma’, “Los recónditos e inescrutables secretos del Macondistán Profundo” pues a los veinte años de edad estaba aniquilado mentalmente como para poder analizar los cambios revolucionarios de esta tierra. Se trata de un análisis estático, lleno de ternura, incógnitas, rigurosidad estrepitosa y un gran déficit de luminosidad discursiva. En este ensayo, Prudencio plasmó contundente que “Macondistán puede hacer frente a sus obligaciones con los que menos tienen, pues los funcionarios, desde el Big Bang, más que virtudes tuvieron Currículum Vitae (CV) de tal magnitud que eran poco habituales para que la indiada (los sincasta) los pudiera comprender y menos valorar.”  Puesto que la historia es la madre de toda sabiduría, recuperamos algunos CV de aquellos años para que sirvan como pedagogía y tener la certeza de que Benigno Santayana estaba equivocado.

“Siglo VII a.e. declarado año de La Pasión Administrativa en Macondistán, por el monarca Turek Ha, quién ha firmado una tablilla de arcilla solicitando persona o cosa para desempeñarse como funcionario cuyos requisitos son: no considerarse a sí mismo demagogo, por el bien de la política y la imagen gubernamental. Entregar constancia de haber sido, durante su existencia, un okupa de empresas electoreras, algo así como padecer el síndrome de Diógenes, con una acumulación compulsiva de membresías y militancias efímeras. Demostrar una conducta intachable, solo salpicada por episodios de organización de asonadas, planeación de trampas electorales, aceptar suculentos bonos gubernamentales, recolector de donativos para asociaciones de niños expósitos y quedarse con el 90% por manejo de cuenta. Ya incorporado a la corte todos los expedientes quedarán exentos de cualquier investigación, pues los responsables de hacerlas estarán en alguna plaza de toros (rebautizada Pandora Papers-Morena S.A) o en el estadio del proto futbol presenciando el encuentro entre los mesocéfalos de Macondistán contra los braquicéfalos premongólicos, quienes disputarán el boleto al mundial de la Etapa Lítica.”

“Para enfrentar las calamidades que trajo la última glaciación política que inició veintitrés años estelares atrás, con la llegada de migraciones de excepcionales funcionarios-recolectores que inventaron la asociación delictuosa y el reparto territorial y nos dieron otro motivo para continuar habitando Macondistán. Ahora necesitamos funcionarios que introduzcan tecnología asociada a prolongados periodos de meditación y oración para llevar a este pueblo (mediante un salto cuántico) a los albores del S. XXII. Para cumplir tan noble hazaña se requiere: funcionarios/funcionarias/funcionares con un CV donde se demuestre su capacidad para modificar el paisaje de fraccionamientos residenciales, que memoricen diez combinaciones de cajas fuertes, que ostenten coleccione relojes de sol de fantasía; que abandonen la utopía campesina y nos conduzcan hasta la Revolución Industrial. El CV deberá comprobar sus poses de simpatizantes con la izquierda arcaica tardía.”

“Con el propósito de frenar el desastre paleoclimático, heredado de la quema de combustibles fósiles y volcánicos dentro del Pleistoceno Tardío, acelerando el crecimiento selvático y un mayor volumen de nieve en las cordilleras de Macondistán, urgen funcionarios responsables que no solo se preocupen de su atuendo, sino que introduzcan la edición genética en fauna y flora para exportar tigres dientes de tranchete, constituyan empresas unicornio para contaminar el agua; que frenen el aumento del mar interior y evite el aumento del nivel de la laguna del Pedernalillo pero conservando intactos sus arrecifes coralinos plásticos. La patria requiere que se fomente la amnesia y los CV de seres, seras y seres, deben asegurar la continuidad de lo inhóspito de la cueva (sin agua, drenaje, sin piso, sin techo, sin seguridad, saqueado, en quiebra, sin bisontes, sin pinturas rupestres). Se buscan CV que tengan el ideario del rey Pirro, además que brille con luz propia si sus blasones están empapados por los Pandora o Macondistán Papers. Un valor agregado. Seamos exigentes, pidamos CV de aquellos que firman oficios sin mirarlos o solicitan a los burócratas se conviertan en delatores protegidos y proporcionen ADN y parentela de los saqueadores.”

La última y nos vamos. La comedia: se pide frenar el registro del nombre de FENAZA, cuando ya tienen uno de un estado completo. La tragedia: se dijo que serían los mejores y aparecen los funcionarios seriales. Lo relevante: un buen gobierno inicia por asfaltar caminos que nadie recorre y coloca luminarias que aún funcionaban, construye banquetas y pasos a desnivel para triciclos.